Sartenes de acero inoxidable

Las sartenes de acero inoxidable siguen siendo una de las opciones preferidas de los profesionales de la restauración. Son sartenes livianas e ideales para cocciones rápidas a altas temperaturas. En el ámbito doméstico, podemos disfrutar de una sartén que cocina en muy poco tiempo y de un material que no sufre desgaste con los usos sucesivos.

Las sartenes de acero inoxidable son consideradas por muchos como las sartenes más sanas porque no utilizan ningún tipo de antiadherente químico, demuestran una larga vida útil y son muy confortables para utilizar en la cocina diaria.

Las ventas de sartenes de acero inoxidable está creciendo en muchos países precisamente porque cada vez más marcas de alta gama están apostando por ellas. Este tipo de sartenes son aptas para todo tipo de cocinas, incluida las de inducción.

Acero Inoxidable 18/10

El acero inoxidable 18/10 es uno de los mejores y tradicionales materiales usados para cocinar. El acero es una aleación material fuerte, estable, resistente a los ácidos y gracias a su superficie no porosa, no coge sabores ni olores de los alimentos y es de fácil mantenimiento.

Una de sus principales virtudes es su durabilidad: los utensilios de cocina de acero inoxidable bien cuidados son utensilios que pueden durar muchísimos años.

Sin entrar en tecnicismos, el acero 18/10 contiene en su aleación 18% de cromo y un 10% de níquel. Esta composición permite productos que resisten bien al calor hasta 400º, son duros y resistentes al desgaste. Son productos de cuidado sencillo y neutros en contacto con los alimentos.

¿es saludable cocina con acero inoxidable?

Dado que no tiene químicos incorporados, podría considerarse uno los materiales más sanos para cocinar. La estabilidad de su aleación hace que sea muy seguro y que no desprenda ningún tipo de material durante su utilización en cocina.

Las sartenes de acero son las más utilizadas por los chefs profesionales.